Pintura del Paleolítico

Pintura del Paleolítico
4.3 (86.15%) 13 votes

las primeras pinturas sobre las paredes de las cuevas, denominadas rupestres o parietales, aparecen en el paleolítico superior tardío, hace aprox. 25000 años, sobre todo en España, Francia (Lascaux, Nieaux y les Trois Frères) y en los Urales. Junto a las pinturas se encontrarán también figuras de animales grabadas en las paredes, así como pequeñas figurillas y objetos  moldeados a mano o siluetas de manos.

Arte Prehistórico

  1. La pintura en la prehistoria
  2. Paleolítico
  3. Neolítico
  4. Cuevas con pinturas rupestres

CUADROS EN LIENZO DEL PALEOLÍTICO

Venus de Willendorf
Venus de Willendorf

Entre las primeras esculturas resaltan en el Paleolítico Superior un grupo de figuras femeninas en bulto redondo o en relieve, conocidas con el nombre genérico de Venus. Son figuras de pechos, caderas, glúteos y vientre muy exagerados (esteatopigia), y con el rostro apenas esbozado. Realizadas en piedra, marfil, asta o barro endurecido al fuego, destacamos la Venus de Willendorf, en piedra caliza, del c. Paleolítico Superior. 22.000 – 24.000 a.C.

La pintura paleolítica se encuentra principalmente en Europa occidental. Es propia de cavernas profundas, de galerías recónditas sumidas en la oscuridad más absoluta. Son representaciones naturalistas y bastante estáticas. Usan diferentes colores (negros, rojos, ocres) y se rellena toda la figura, no sólo se dibuja el contorno. Casi nunca se representa la figura humana. Se suelen representar animales: bisontes europeos, caballos salvajes, ciervos, renos, cabras montesas, toros, jabalíes, rinocerontes, osos… que aparecen aislados o en grupo.

El estilo de estas pinturas rupestres va a ser muy dispar, desde contornos e impresiones de manos, siluetas en negro de caballos, bisontes, mamuts… hasta policromías y formas más complejas como son los conjuntos de caballos en Lascaux o los bisontes de Altamira.

También se representan signos abstractos y manos. Éstas se pintan de dos maneras: en positivo, presionando la mano manchada en pigmento; o en negativo, coloreándose la zona que rodea la mano y dejando la forma de ésta libre de pintura al retirarla.

CUADROS EN LIENZO DEL PALEOLÍTICO

PALEOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *